SOBRE Mí

Annita klimt

Collage, fotografía, autoedición

Barcelona, 1986. Vive y trabaja en Madrid.

Es Diplomada en Cinematografía y Artes Audiovisuales en la especialidad de Dirección de Cine. Su pasión por el Séptimo Arte, en especial por la Nouvelle Vague francesa, le acompaña en todas y cada una de sus obras: collages hechos a mano creados en distintos soportes y materiales encontrados.
Su obras es sencilla y está cargada de poesía. Menos es más y la belleza de las cosas simples resumen a la perfección el trabajo de annitaklimt como artista visual. Ha expuesto en ciudades como Barcelona, Madrid o Berlín y ha aparecido en diferentes medios y blogs online. 
Es cofundadora de Nada Colectivo, colectivo artístico que apoya y da visibilidad a artistas emergentes mediante publicaciones y exposiciones. Cincuenta por ciento de Le mot le plus doux, colectivo artístico cuya obra se basa en la imagen y la palabra.
Co-fundadora de godArt Lab, laboratorio creativo y vivero de artistas e impulsora de la comunidad virtual de Mujeres que cortan y pegan.
En la actualidad lleva a cabo distintos proyectos artísticos con diferentes artistas.

STATEMENT

Mi trabajo como collagista es el resumen de otras pasiones como la arqueología, el cine francés de los años sesenta o la poesía. Remover, encontrar, rescatar. Esa pulsión por el trayecto, por la memoria, por lo recorrido. Y esa necesidad de sintetizar. De un encuadre. De fragmentación. De pantallas partidas. También de la palabra, pero como una imagen más. Como un desenlace con letras.
Siempre con la mujer como protagonista. Explorando, desde el minimalismo y la poética, conceptos como la perdida, la esperanza o el deseo.
Trabajo manualmente, como modo de alejarme de la mecanización y la perfección de la cultura de la imagen. Un proceso que me obliga a deconstruir y deconstruirme. Una lucha entre la mirada libre y la sometida.

Mi obra también está disponible en DDR Art Gallery y en The Biombo.

annitaklimt es el alter ego virtual de la creadora Anna Roig. Cuando apareció era luz en estado líquido. Iluminaba casi sin querer, casi sin saber, una estancia existente sólo en la red. Porque creía tener un único don: ser zahorí de artistas. Vivía dormida, ignoraba por completo que había una fuente inagotable brotándole del centro mismo de sus propias entrañas.

Con una creatividad desbordante, ha demostrado que su talento no se reduce al campo audiovisual, sino que va mucho más allá. Experimenta con las letras y las imágenes con una sensibilidad propia de quien ha decidido al fin prender fuego a los límites que alguien impuso al lenguaje artístico.

Continúa con su labor de arrojar cubos de luz sobre otros nombres en sus espacios de Anormalmag y Salitre Revista Cultural. Sin embargo parece haber despertado ya después de un sueño muy largo, y se despereza con timidez, procurando no molestar, haciéndose un huequito discreto. Como si goteara.

Les recomiendo que aprendan a nadar, porque el día que abra del todo los ojos, Anna Roig será tsunami y les invadirá sin más aviso, como suele hacerlo el arte.

Carmen juan ROMERO